Mapa del sitio

Síganos

1er CONVERSATORIO HABLEMOS DE PAZ EN EL TERRITORIO

La paz es el mayor y el más importante interés de todos los colombianos, y no hay ninguno de nosotros, con uso de razón, que no lo sienta de esta manera.

Existen dos corrientes de pensamiento en torno a la forma de buscarla: algunos creen que solo se logrará derrotando militarmente a los grupos alzados en armas; otros pensamos que la única vía posible es la mesa de negociaciones.

Los primeros desconocen la historia y los ejemplos que otras sociedades han dado al mundo. Son guerreristas y creen en la victoria. Son intolerantes y arrogantes. Para defender su opción tienen entonces que asumir el costo que implica; aunque no sientan o padezcan la guerra en carne propia, deben cargar sobre sus conciencias el dolor causado por tantos años. Son muchas las penas acumuladas por varias generaciones de compatriotas y por casi medio millón de colombianos que han pagado con sus vidas el precio de este conflicto. ¿Por qué ellos no pudieron disfrutar de su país, de sus familias y de sus vidas? Y frente a esta realidad, ¿cuál es el compromiso de cada uno de nosotros? ¿Acaso exigir desde la comodidad citadina la continuidad de una guerra que no se sufre en carne propia? Tengo el convencimiento de que aunque se logren triunfos incuestionables y categóricos siempre habrá un nuevo comienzo para quienes enarbolan las banderas de la revolución a través de las armas. Y como creo que ellos tampoco alcanzarán la victoria definitiva, esta sería entonces una guerra para siempre. Sí señores: ¡eterna! Como lo ha sido para las últimas cuatro generaciones de compatriotas.

¿Cuál es el mejor camino: la fuerza bruta o la razón, la sensibilidad y la inteligencia?
Tenemos la oportunidad, quizás única en muchos años, de cesar la horrible noche. Son comprensibles el escepticismo que nos asalta y la falta de credibilidad que nos generan los miembros de la guerrilla. Sin embargo tenemos que aceptar que, como resultado de una acción militar firme y vigorosa adelantada durante más de una década, estamos de nuevo frente a un proceso de paz.

Para todos es evidente que en esta ocasión se tienen mejores condiciones que en los anteriores intentos de Belisario, Gaviria y Pastrana. Y que quien está negociando no es el presidente Santos: somos todos los colombianos. El primer mandatario solo es el director de orquesta, y ese papel lo está desempeñando con responsabilidad y competencia.

Todos los temas que se tocan en La Habana son duros y serán un difícil reto para nuestra democracia. Quizás signifiquen el más grande de todos desde el nacimiento de la República.

Si después de todo este esfuerzo no se llega a la paz, que sea por culpa de los guerrilleros y no de los demás colombianos.
No solo hay que creer: hay que participar y asumir posturas tolerantes y patrióticas. El camino apenas empieza y los enemigos están al acecho para atacar al menor traspié. No condenemos a nuestros hijos a seguir viviendo el terror que a nosotros nos tocó.
Solo alguien muy egoísta puede anteponer otros intereses, o los personales, a los de la nación. Villamaria jardin de paz "Hay que ser bueno no para los demas , sino para estra en paz con nosotros mimos. AQUAMANA E.S.P

 

  

   

 

 

En la siguiente tabla aparece el registro de los sectores que por labores de mantenimiento o causas de fuerza mayor, no contarán con suministro de agua próximamente.

# Barrio Direcciones Motivo Fecha y hora suspensión Fecha y hora restablecimiento Tiempo sin el servicio
1 Balcones de la Villa, La Capilla y Alameda Carrera 10 Calle 7 Daño de tuberia 08-06-2016 08-06-2016 De 1 a 2 horas
2 Villamaria Villamaria suspension del servicio de acueducto por motivos de mantenimiento preventivo 04-08-2016 04-08-2016 De 9:00 am a 9:00 pm